Feminismo, esa mala palabra

En el vocablo político hay toda una lista de conceptos largamente bastardeados, manoseados por el “sentido común” que nos propone la tele o alguna que otra charla de café: socialismo, democracia, protesta o piquetero son algunos ejemplos ilustrativos. Pero si hay una palabra, una definición, una posición asumida que se ha cansado de ser distorsionada esa es la de feminismo.

Seguir leyendo